sábado, 6 de diciembre de 2014

Palmo a palmo







De tus ojos hurgadores en el follaje

es imposible tomar distancia,

como de tus manos indagadoras

que recorren palmo a palmo

el tejido de mi intuición.

Desde el balconcito cósmico,

donde no preciso estar sentado,

mi trivialidad es forastera

cuando tus suspiros riegan

al árbol cosido por la descarga blanca,

que baja desde el firmamento


para lanzarse de tu boca hacia el universo,

me provocas una aleación de colores

en una progresión inacabable,

ya no es de uno u otro,

es de ambos segar lo que hay.

Tu belleza es como el glaciar

que en su deshielo alcanza

un manantial de agua termal

y todas las criaturas se detienen a contemplar

como es que ahí no falta nada,

amor,  tu talle afilado, ha disuelto

la oscuridad, el temor, el mañana,

y la miel de mi efímera mirada.










































No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...