lunes, 29 de septiembre de 2014

Con la boca ensalivada








Si hay algo que pasa es el tiempo,

mi condición de espectador,

la soltura en las despedidas,   

el pretexto de los picarones,  

la elocuencias de las miradas 

la retorica del silencio,

afables  los ritmos de tu andar.

Como será el color de tu aliento frente al mio,

menta como las ventiscas heladas,

o hierba luisa al pie del arroyo.

Licuo mi espacio unido al tuyo,

cuando te arreglas para mi

cambias tu silueta de trigo crecido

en vino carmesí, guitarra mía 

de todas las noches y sigilos, 

recorre mi tez con tus temblores,

con tu mudez recortada y tu enredada

forma de quedar desnuda,

mía tus curvas y sonoridad,

mías tus cumbres plenas

donde te respiro a pocos, advertida,

hasta las solitarias llanuras de plata

donde se reinventa la tierra

en y con la boca ensalivada,

que me incendia mientras besa.








    





   







  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...