domingo, 21 de septiembre de 2014

Desdoblar y aclarar el día








Tengo el tiempo ajustado al cuello

contemplo que no porto razón,

cuando la claridad de tu cabeza

se va curvando en tu suave perfil

hasta impulsar sin tregua tus pies,


que te llevan a ver el mar chocolate.

Llamas a tu amor por el móvil,

no eres de ámbar ni terciopelo azul

eres apretada por las manos, 

amada por la lumbre, el sustento 

es ahora de los que llevan hambre

de tu pecho que late a cielo abierto,


hay que ir a cualquier otra parte,

para olvidarnos de todo

para entrar en tu luz de niña

que ya no sueña a soñar

y vive porque hay ganas,

pies de piernas de caderas

tiembla el aire entre mis dedos 


el agua de tu boca de cara

al cuello entre hombros  abrazos

de remo, vamos con exceso 

contra el aburrimiento sistemático,

en tu centro encuentro el momento,


mi amor es de abeja obrera

cuando tu eres capullo tornasol,

al verte alborear, yo encontré

el sol en el núcleo de tus ojos,

y todo lo que estimo es mirarte

desdoblar y aclarar el día.  






















 





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...