jueves, 18 de septiembre de 2014

Mas exactos que los fastos









Según dicen mis huesos

mas exactos que los fastos 

volvió la primavera

con su calor de infancia,

la parcela de manzanos.

Las ardillas con las manos

despiertan  los nogales,


si no fuera por que yo

descalzo en la tierra

cruzo la raya divisoria 

entre estarse quieto

y amar lo que se hace,

no me incomoda el sol

cuando el alma se deshiela,

y suena la vihuela en mi corazón,

canta tenue mi boca

mis ojos oscilan 

con esa tu fragancia nómada

que subió por las ramas

hasta llenar de hojas

el libro que impregnó mi criterio,










1 comentario:

  1. Precioso. Me encanta ese principio y todo el desarrollo del poema. Muchas gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...