martes, 9 de junio de 2015

Otra realidad



Principia otra vez un fresco intento,

hacerse hermosa, consistente,

sólida para que pueda palparse,

mi corazón percibe la puerta de sus calles,

enmudece girando pequeñas aves,

regresa al alba para ensayar tonos

para que el universo siga vivo,

en medio del latido del día,

en medio del frío de la noche,

yo soy el que llegó y aún no se va,

mientras los sueños peregrinan con la brisa.

Morir es no arriesgarse

a empañar el cristal de alientos, 

a herir con una punta de luz la distancia,

a extraviarse en un cruce de palabras.

Enmarañarse es muy sencillo

pero volar en tu mirada lo es aún mas,

lucecilla bonita que irradia los elementos,

que cambia los tramos a caricias.

Tiene otro espacio abierto,

donde camina otra realidad

mis manos, cuando me toma

o se vierte en gotas, en vientos

en fuegos donde cocimos la tierra.



 





 





 



 



 

 

1 comentario:

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...