sábado, 27 de junio de 2015

Sí me enseñas




Amor, amor

vamos a despegar

los píes del suelo,

sí tú no me enseñas

a moler el trigo

de las últimas horas

del atardecer,

y a ocultarme 

en el orgullo de una sombra

con el azul noctámbulo,

enséñame a ser tan simple

como tus manos desnudas

sobre tu cuerpo

calzada de manzana,
 
será por fin algo nuestro,

algo realmente nuestro,

sí me enseñas 

a existir donde sea,

a saber que vivir es amar

vuelo, sonido, calor

aliento con acento

a la piel del momento,

guitarra de voz resistente

donde se repara todo,

detalle a detalle,

¿cómo cambiarte por el cielo?

si eres el mismo firmamento

con todo y sus luceros,

con la inesperada tristeza,

y el temblor de ira en los labios,

enseñame a ser

la huella fresca

de una noche de ojos abiertos,

despojada túnica de luna 

indómita, sobre un mundo

en estado de continua depredación,

enseñame a ser sosiego

entre tus brazos de madre selva,

y a albergar tu imágen,

enamorada del muro en mi alma,

a tener tu boca de sangre

hasta que nazca el día,

y duela el doble,

enséñame a amarte 

como nadie lo ha hecho.















 

 



















 

1 comentario:

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...