lunes, 15 de junio de 2015

Rosas juveniles





Cuando miro tus ojos

relámpago de rosas juveniles,

inesperádamente se vuelve

puro mi corazón,

y la esencia se torna visible,


esplendor escogido

de otra creación.


Toda la luz del océano

aguas de olas despiertas

bañan mi cuerpo y el tuyo.

Ondulante, van, vienen,

te sumerges en el van,

yo en el vienen; y, dóciles

tu van, tierna, me eleva,

te alza mi vienes, absorta, 

limpia mi piel, calma mi anverso,

la onda enciende mi espíritu

con un dardo de olor silvestre,

indomable antorcha en mi pecho,

tus manos llenas de mañana

son más limpias que el alba

y en cada meneo se pone tranparente 

el río de mi sangre.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...