lunes, 15 de junio de 2015

Somos dos





Ese hombre que me piensa

tiene mucho sentido para mí

sopla como el viento

florece como flor soberana,

aprendío a ser, 


raza, nación entera, destino,

alma izada en el navío,

e hizo un par de su boca,

como anillos de castañas,

besos de melón y frambuesa.

Descubrió entre sus manos

el mundo redondo

donde se asegura la calma,

duplicó un pecho

para celebrar que es hoy

y estar completo.

Quiere, de la luna

su cara clara y su lado oscuro,

preparó un refugio

donde cabemos; tu y yo,

mas todas las caricias.

Sobre un suelo de ternura,

mínimo, sembró amor

que como trigo alimenta,

ese hombre que me piensa

es libertad y de aquí

ambos partimos con vida

y con la lección de que, cariño,

somos los dos,
 





 
































1 comentario:

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...