viernes, 9 de mayo de 2014

Bella y fraterna

                                                              
 




Bajo la luna quinta

florece fucsia el mirto,

la mazamorra morada

se insinúa con piña, clavo y canela 

más fresca que la noche

profundiza buscando la aurora

más suave que los murmullos

frunce su rigor el silencio

con trinos y barítonos

y algunos suspiros

a la mitad del recinto,

esa mirada sube por las paredes

me detengo en los muslos

contusos de moderación,

entre los convidados de piedra

con libros en las manos

la luna vino a la forja

en una duada mirada

por una anfibia vereda

para sentir que la amaba.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...