sábado, 3 de mayo de 2014

Gracias amig@s de este pálido punto azul

                                   Gracias amig@s de este pálido punto azul

Las líneas que hoy hilo son para todas y todos los lectores de este Blog que me acompañaron durante el año que pasó.  Por cosas insólitas de la vida comencé a escribir y publicar en mayo del dos mil trece mis primeros versos, a los cuarenta y siete años, algunos pensarán un poco tarde, yo no lo veo así, quizás fue la manera que a esta edad encontré para despedirme para siempre y sin dolor del cautiverio en el que estuve inmerso gran parte de mi vida, aquel que me cruzó de brazos, me volvió indiferente, indolente, evasivo a la realidad en la cual vivían y vivimos los llamados “insignificantes.”
 La experiencia que viví,  muchas veces por propia voluntad y otras por ajena, fue muy dura y extensa,  mas la aflicción  prolongada no logró quitarme el aliento, por el contrario, tomé al toro por las astas y me quedé con lo valioso que aprendí en este destierro.  Mi posición ante el mundo es diferente y sólida, entre otras cosas, gracias a la presencia de los catorce mil visitantes que registró las estadísticas del Blog en nuestros encuentros diarios durante este periodo, lo que me indica que camino por la vereda de los frutos que consolidaron mis convicciones. Nunca estuve más seguro de lo que hay que hacer, digamos pues, que me trajeron de la mano, de las orejas y del  corazón hasta aquí con la dignidad y grandeza que anida dentro de ustedes.
Mujeres y hombres del mundo, del pueblo, capaces de dar y darse, démonos unidos, a donde quiera que nos lleve esta amistad, será buen puerto. Este momento de mi vida es muy importante y nuevo (recién cumple un año) en el que hemos estado lado a lado, mirada a mirada, latido a latido, compartiendo la calidez de  gente vertida hacia afuera, de los seres que creen y se ponen a amar a los otros, esto me genera la necesidad, la urgencia de seguir haciendo, de seguir pudiendo.  Ustedes lograron lo que en teoría parece imposible y quizás soy la evidencia que juntos podemos más que el ensimismamiento, la soledad y las derivaciones que de ella se desprenden, mas esto no es suficiente.
Con el poder de ustedes muchas cosas se volvieron posibles, porque somos de la gente que se ha decidido a “poder”.  Muchas gracias por no haberme dejado solo, gracias amigas y amigos por querernos tanto, a ustedes debo y deberé el aire libre que respiro, el sol con que me dejo alumbrar, las radiantes flores que veo, la vitalidad de los caminos y caminantes, las voces y los cantos, los sueños y este espacio tan de ustedes como nuestro, ustedes me han devuelto la vida como tal,  ustedes me han arrancado la soledad y me han entregado ternura, fe en el ser y han esperado mi progreso, con la terquedad de sus bondades han realizado lo imposible. No quiero dejar de dar gracias a aquellas personas que con libertad hicieron a un lado mis poemas o deslizaron algún comentario no grato. A las personas que aún siguen esclavos de sus angustias les doy testimonio que con voluntad es posible cambiar el mundo, ahora sabemos que podemos.
               

      

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...