domingo, 25 de mayo de 2014

Texturas

                                                                                     




Cómo sabe el poeta mirar

en los ojos que están lejos

una figuración cercana,

cómo sabe acudir al mercado

para traer lo indispensable,

un encuentro de maíz con olivo

de quinua y  queso, papa y  huevo,

pájaros de frutas  azucaradas

alas de franca libertad,

y unas cuantas pócimas  afrodisíacas

mariscos rojo carmesí,

cómo sabe el poeta orientar su alma

hacia el misterio de cielos estrellados

de fontanas fluidas.

Mi corazón no duerme el sueño de los justos

en un claro del bosque echa una siesta,

hay una mirada donde se pierde el norte

y se encandila en la aventura

de un crucero de abejas sin espejo,

milenaria latitud de orquídeas

en las pirámides truncas,

con olas donde chapotea el tiempo

higo de indias, tunas punzantes.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...