sábado, 31 de enero de 2015

Febrero



Gota a gota se desprende enero

y febrero llega con el brinco que no atinamos,

con la vida misma resguardándose,

pero con ganas de ser descubierta,

sin conocer que nos vamos hallando,

sin saber que juntamos el mar y el fuego.

Nos servimos en mates burilados

manos de artesanos, tuya y mía,

alcanzados por rostros, aromas, días,

que nosotros mismos repujamos, 

de lo que fuimos recordando

de lo que fuimos sintiendo,

caramelo si me ves agua y sed,

no fue sin previo indicio

que la tierra preparaba amor

en los cantones de tu alma,

desde antes que sonaran las cuerdas

sobre la piel breve y convincente,

concedida y admitida,

oh cariño, oh ternura,

flor humedecida por las lunas

invernales y  el sol de medio día,

efervescencia labrada en greda,

sobre la palma extendida,

vivamos ilógicamente

para deshacer lo perenne,

para alcanzar lo que está

a la mano y es nuestro,

    

 




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...