lunes, 6 de octubre de 2014

Buscándote en el sol






En la noche aprisioné,


mi corazón sofocado


y algunas descargas en su honor.


Con la verdad revuelta 


me atrapa la mañana,


muele mi cuerpo prieto


por un deseo de cartón,


pueda ser que el único


agujero de gusano existente,


despoblado, opaco, estrecho,


sea el que recorro desde hace ya tiempo,


jalando restos de una civilización,


de decretos y  sueños, 


de adhesiones y legados,


hoy la condición no solo necesita de pan,


los escritos ocultan consonantes tildadas,


vocales discurridas y estriadas 

cuando procuras darme el aire.


Con una crónica en blanco,


transitas tocando las zonas


extraviadas por la penumbra,


a lumbre lenta no se templan mis huesos,

desciendo hasta el abismo 

para encontrar tus besos, 

exhalo solo para volver a tenerte 


de este lado viento y vida,


puede que el viaje sea largo.


El globo en el que crecimos nos traspasó


comodidad y una soga al cuello,


no me cansa procurar un poquito de cielo,

yo elegí el error solo para acercarme,


solo para romper el aire,


condenado a tocarte desde fuera,

y ver como te baña el aguacero.

Si mi vida fuera un poco de esta tierra

me la he pasado entera buscándote en el sol.





























  

























No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...