martes, 7 de octubre de 2014

Tu boca junto a la mía








Amor, ya estamos en casa,

¿ves? que hermoso techo de cirros, 

filtran una que otra estrella

y por el este a la luna entera,


colman caminos orillados 

ciertas madreselvas ascienden

para tejer tus ventanas,

enredadas con maracuyá

por donde avistas la inmensidad, 

que dijimos, que no dijimos, 

¿olvidamos los motivos?

y escudriño tu mirada 


entre los ojos de la gente,

la primavera entró primero que tú,

rayito pertinente de medio día,

en tu alcoba de guijarro y agua,

donde nos queremos 

por lo que podemos ser,

besos vagabundos andando 

por el mundo,

aunque defiendes 

con tu esencia lo que sientes,

arbusto, llenas tu hambre, 


yo la absorbo con palabras 

que nos deja sin miente,

en el color que nos trae el viento

separamos los días de las noches,

así hacemos los dos 

lo que tenemos que hacer juntos 

volar sobre la mar 

para entregar la alegría 

de tu boca junto a la mía,



















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...