miércoles, 15 de octubre de 2014

Entre tus caderas y mi sondeo






Hago reversible cualquier día

para entregar mi compañía,

esa simple unidad en el tiempo,

entre tus caderas y mi sondeo,

no necesito ropaje entre los dos,

me viste el aroma de la flor,

el gusto de la miel, el color de hoy,

y si faltase calor, tu piel

al ras de la superficie 

donde reverbera la luna,

el sol y cada una de las estrellas,

tez de  pradera sonrojada,

blanca esencia de verano, 

sin mas peso ni espacio

que  la libertad de los pájaros,


se derrama el espejo 

solo con rozarla, 

y se enciende la charca

para que oigas

lo que mis pupilas hablan.

Si me disipo algún día

no demores en buscarme

donde haya brotes, aguaceros.

y también un puente,  

del que si saltamos

no caeremos al río de siempre,

ni siquiera  caeremos,

andaremos sin tocar el agua,

sin apretar el suelo.

dermis de pulpa de pacae,

manos de uvas de marzo

ojos que exploran en mi,

ve como entras 

con tu corazón en calma,

y en mi, cuatro cuarenta 

 los vocablos  afinados,

empapados con tu alma,


..













 









No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...