jueves, 9 de octubre de 2014

Mi amor, tu corazón








Sé en que parte de esta historia,

entendí la demostración vital.

No se me escapa ni un lucero

cuando veo tu mirar,

en el silencio hay euforia,

vuelvo a podar la cabellera

cruzando la frontera 

entre la tierra y la razón.

Y tu eres el retoño del océano,

pariente del geranio,

quiero saber si entre tus piernas,

de ese cuerpo de agua limpia

en tu sangre de esperanza

en medio de la danza

está la clave del misterio,

o solo una flor con la que 


me escapo del suelo,

al viento van tus manos

escogidas y diversas,

para posarse en la greda,

germinar  orbe y oleaje

también semejanzas,

dulces y turquesas,

azul con sal yodada,

me convierto en un inquieto,

cuando admites todo lo que existe,

hortalizas, granos, almidón, 

mi amor,  tu corazón.     





  























  

1 comentario:

  1. Te encontré en mi blogg , que hermosa poesía, cuantas imágenes bellas,

    ResponderEliminar

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...