lunes, 21 de julio de 2014

Incodificable





En esta jornada de cielo neblinoso,

reivindicante día donde moran

tantos días con sus respectivas noches,

cazador de mí mismo, siempre acendro

en fusión al frío mañanero,

vivir es bueno y soñar mejor

despertar es incomparable

y ver tu mirada incodificable.

Madre, compañía, mujer

giran los hoyos legítimos,

acelerados por nuestras voluntades,

sin necesidad de interrupción ni distancia,

hasta aquí lo que puede saberse,

luego el furor y el estruendo,

labios cerrados por vetustas sombras,

ahora se estrechan otros días factibles

hoy es eternamente aun,

¿sellamos nuestras inquietudes con saliva?

ese bendito fluido donde comienza todo,

y hace brotar flores sobre los niños,

basta sentir el pulso del amor presente,

días de tantos otros días,

de los más diurnos y matutinos

ven  conmigo a buscar la verdad,

quizás necesitemos de las constelaciones

o del ángulo del sol sobre las sombras

quizás nos demos de cara con la libertad,

en disfrutes a duras penas,

entre selvas vírgenes precipitadas

y algún perfil de papas humeantes,

pero verás que no todo se ha ido,

agua en la piedra voz en la brisa,

bajo el escueto griterío de las yerbas,

un día al fin con toda su noche.
 










No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...