martes, 1 de julio de 2014

Terapéutico







Son las doce como si fueran los doce,


no sé si es una noche fría o un

silencio sin estrellas,

embrollos de palabras,

aún es penumbra

para el ser que lucha

con puños, codos, rodillas,

esquivando las manos extrañas

que abren el vientre

de una mujer encinta,

conflicto de leyes que nos tienen

trabados, anulados, confundidos,

para que se expandan los dominios

¿quiénes creen que la vida

es un truco de la muerte?

¿Quiénes nos hablan de suerte?

Pensamos en volvernos viejos,

dátiles, pasas de uva o ciruelas,

reflejo,  sombra y olvido,

quiero ser una criatura.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...