viernes, 20 de junio de 2014

Alborga







Si te digo te quiero

por la calle brinca y apresúrate

mientras retozas y dormitan,

abre tus brazos sin fronda

porque veo con claridad

la gracia del firmamento

y desatándose se marchan

dos alados azules revolviendo

sobre mí, este can olvidado

que no tiene pisada, ni olfato y erra

por los vías sin camino.

Al decir te quiero

es porque así es

la manera en que descubro

expresar lo que palpo,

para eliminar la sensación

de encierro voluntario

o no que produce

vivir en una isla,

estar en una tierra

sin caminos hacia otras tierras

a donde se pudiera llegar

con solo decir te quiero.

Pero también es un modo de crecer

en lo que dura una efímera  

noche de torsos tendidos

de nariz roja y gélida

aguardante de grietas al óleo

que pintan estrellas fugaces,

entre gargantas de arroyo.

por cierto hoy escribo mas temprano

porque será una tarde ajetreada

y gracias por decir lo que dices...

y yo a ti, escoltado por un corazón

que debe ser el tuyo,

porque el mio tiene forma de alborga

y corre detrás de ti.





  


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...