martes, 17 de junio de 2014

Contigo






Sabes si hubieran dos como tú

yo me quedaría contigo,

pueda que la industrialización 

quiera hacer muchas similares

pero serán solo eso,

a ti no te pondrán en vitrina


ni te clonarán como Dolly 

ni usaras código de barra

ni seras susceptible a devolución,

ni tendrás falla de fabrica, 

sin ser perfecta eres 

quien se preocupa y procura.


La excesiva luz de tus luceros

acentúan mis sombras internas

y al limón verde lo vuelve maduro

y al podrido Ponciano le pinta 

sonatinas y rebrotes.

Eres la flor que vio Shakespeare 

Darío, Julio Cesar y Machado, 

          es que eres

la misma flor que veo yo,

princesa de las praderas

y de mis anheladas visiones,


bebo de tus ojos manantial sereno

hasta necesitarte hebra de un claro día

déjame que levante tu vestido

y flamee incitando tus maravillas

descubre en mi corazón vetusto


la rosa roja de tus entrañas.

Sabes también que no pido tanto,

corre sin detenerte chica manuscrita 

que es amor  lo que requerimos,

pueda que sea mínimo pero tenaz.















  











2 comentarios:

  1. woww..que musa inspiradora tienes ,,, esta hermoso , muy bello este escrito
    Felicitaciones poeta ... amigo de mi alma.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso poema, Cualquier mujer estaría orgullosa de estos versos. Gracias por compartir Beto. Un abrazo, Anna

    ResponderEliminar

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...