martes, 10 de junio de 2014

Antes que se nuble la luna




Solo falta ahora reconstruir

el día sin término,

existencias disueltas

en un todo tumultuoso

y ensangrentado,

en vano trato de seguir

la huella de la aves en el aire

o la del pez en el agua.

Si eres tan cierta

cuando llega el crepúsculo

o cuando se ha ido,

y vas hacia el encuentro

mirada de azul uva

mirada de racimo

beso de trigal sobre el vino,

cantarán en verso las estrellas

sobre la rubia cabellera,

ritmo de semillas secas

sobre melodía  germinada,

guitarras de madera viva,

trato de sentir tus latidos

en mi tacto, de cogerlo,

de agarrar el compás de la tonada,

de recibir el viento que expeles,

por las esquinas donde escapas

y regresas reinventada y capaz

en una noche de agua de mangles

donde los danzantes se pisan los pies,

no han de volver a casa

de donde se marcharon

océano de papel y tinta de romero

en busca de otra mejor,

a paso de estrella fugaz,

donde se muere de otra manera,

donde  no huele a cadáver,

donde no se ofrece un cuerpo frío

inerte, distante, presto a todo

con el fin de acabar pronto,

hilando lamentos inoperantes.

Siempre he dicho que iré

y estoy,  aunque no haya ido,

no me guardes, se conmigo,

el fuego duerme una hora

sin que nada lo turbe,

la rama está muerta y la raíz resiste,

despierto sí,  la carne invisible

oh! había que acostumbrarse

otra vez a la soledad

buscando la pluma del trino

una a una antes que se nuble la luna.















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...