domingo, 29 de junio de 2014

Ayúdame a crecer ...









Mi amor tendría forma de tortuga


si no trepara como gato jaspeado

ni se suspendiera como la luna

frente a tu mirada de gente buena

y oliera a paisaje de acechos y

azulejos.

Cuando crezco en las tardes 

tranquilas

y el viento sopla blandamente,

sobres las colinas plateadas y

pulidas,

bajo el firmamento fragmentado 

y expedido como la risa, 

de la cual tomo nota,

porque brillan sus ojos

ambas cosas al mismo tiempo,

ese indicio de que las cosas pasan

entre las manos que ofreces,

frutos y madureces.

No soy un barco que busca 

ser abordado para hundirse

pero si te place ama a tu poeta,

no importa que el calendario 

no te lo permita, solo hazlo

atrevámonos los dos

a garabatear el destino

antes que te quiten el día

y te vendan la muerte 

en cómodas cuotas,

o nos inviten soledades 

embotelladas al vacío...

Sí,  abandónate y sé feliz 

conmigo o si mi pero radiante.
© MYB
Junio 29 del 2014.


















No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Arrebol

En la mitad de la noche tu corazón es un rebosante candil donde se articula la gama del amor sobre el calor del tiempo, presagio que ll...